¡Consulta las ofertas y ahorra el envío!

Padres y... ¡Ciclistas!

Por las mañanas aún no se han levantado cuando te vas temprano a trabajar, llegas cansado a casa, pero tu día no acaba ahí...

Organizas y compartes tiempo con los pequeños y después haces un esfuerzo, movido por tu pasión, te vistes de ciclista, y sales a entrenar. A entrenar o a simplemente darte una vuelta.

Les transmites a los más pequeños que si algo te gusta debes luchar por ello, debes dedicarle tiempo, y lo más importante divertirse es compatible con hacer deporte.

Ser padre a veces no es fácil, pero ser padre y ciclista te convierte en superhéroe, en ocasiones cuanto más cosas haces en tu día a día, más "lleno" llegas a la cama, por eso, completar el día con montar en bici puede ser agotador y al mismo tiempo al terminar, te recarga, te sientes lleno de energía.

En muchas ocasiones, entrenas con un objetivo, con una prueba en mente la cual llevas preparando meses, y cuando estás en ella, sufriendo, porque en el ciclismo se disfruta pero también se sufre (hablaremos de esto en otra entrada...) entonces los escuchas porque han ido a animarte, o simplemente los escuchas en tu cabeza, ese "¡vamos Papi que tu puedes!", ahí se te eriza la piel y das ese plus que creías que ya no tenías.

Su sonrisa y su abrazo al llegar, sin duda es tu mayor premio.

Y como no... Te sientes muy orgulloso cuando dicen que de mayor quieren ser ciclistas como sus padres y se pegan el día subidos encima de sus pequeñas bicicletas, salir con ellos a dar una pequeña vuelta es la mejor ruta.

Hoy tenemos activa una oferta, con el código "diadelpadre" obtendrás un 20% de descuento en toda la tienda.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados