Envío GRATIS en pedidos superiores a 35€

Evolución de las bicicletas

Esta bicicleta es la Specialiced Stumpjumper del año 1981.

Piensa en tu senda favorita, ¿te atreverías a bajarla a toda velocidad con esta bicicleta?

Las bicicletas en general han avanzado mucho tecnológicamente, mirad la Stumpjumper del 2019.

¡Increíble que sea el mismo modelo! ¿Verdad? ¡Han cambiado mucho! 
Fijaos en la horquilla, ¡menuda diferencia!. Pasamos de una horquilla rígida a una con 140mm de recorrido y 35mm de diámetro. Vayamos con los frenos, todos/as hemos probado los frenos de zapata y sabemos que no tienen ni punto de comparación con los de disco, representaron un avance en seguridad muy grande.

El cuadro, si te fijas es como el día y la noche, no solo que ahora montan un amortiguador, también cambian mucho las geometrías, ángulos de ataque, y lo más importante, pasamos de un cuadro de acero a carbono, el cual permite obtener un peso mucho más ligero y conseguir unas óptimas rigideces. El grupo de cambio es otro de los grandes pasos, de 9 a 12 piñones y de 3 a 1 plato. También ha cambiado mucho el sillín, la tija, tanto en forma como en tecnología. Pero vamos a fijarnos en algo que no ha cambiado demasiado... Los puños.

 

Los puños son uno de los tres puntos de contacto que tenemos con la bicicleta, por ello son de gran importancia, en los pedales y en el sillín si ha existido una evolución palpable, pero en los puños no, como podéis ver en la foto de arriba no hay demasiada diferencia entre los que monta la bici de 1981 y la actual.

Es en este componente donde nos pusimos a trabajar, y finalmente conseguimos una innovación que actualmente usan miles de ciclistas en nuestro país.

 

¿Cuales son las principales ventajas?
Más agarre, más comodidad y más duración, pero vamos una por una.

Gracias a la tecnología RPC (RIFYL Polymer Compound), el agarre y tacto suave harán que olvides todo lo que hayas probado antes.
Más agarre se traduce automáticamente en mayor comodidad, ya que tienes que sujetarte con menos fuerza al manillar, así, reducimos tensiones en manos y antebrazos lo que hará que disfrutes más de tu bici. El agarre y la comodidad van ligados.
Otra característica que te proporciona confort, es que el material RPC no es un compuesto poroso, por lo tanto siempre tendrás amortiguación en tus manos, en los puños que son porosos las celdas de aire se chafan por el uso y son incómodos, llegando a producir lesiones. 

Al ser una superficie compacta (no porosa), no absorben suciedad, se ensuciarán como el resto de la bici, pero al limpiarlos con agua y jabón o alcohol, quedarán perfectamente limpios, no acumular suciedad significa mantener un óptimo agarre durante el tiempo que los uses.

El tiempo, la duración, es quizás, el punto más valorados por todos los ciclistas, algunos de nuestros RIFYL Riders, llevan con ellos más de 2 años, pasándolos incluso de una bici a otra con un desgaste mínimo, además el sol no afecta la composición RPC.

¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!

¡Nos vemos dando pedales!
RIFYL


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados